Nuestra Sede

CONVENTO DE SANTA CRUZ LA REAL E 
IGLESIA DE SANTO DOMINGO

Iglesia de Santo Domingo. Thomas Robert MacQuoid. S. XIX
Fundado por los Reyes Católicos el 5 de abril de 1492 por Cédula Real, el convento de Santa Cruz la Real se erigió en las Huertas de la Almanxarra Alta y Baja y Genianataubín, propiedad de la reina musulmana Fátima Dar-Horra (la honesta), madre de Boabdil, convirtiéndose en una de las grandes empresas constructivas de la Granada del XVI. Del conjunto original se conserva el claustro grande, que actualmente conforma el núcleo del Colegio Mayor de Santa Cruz la Real; y la iglesia, realizada bajo los principios del gótico final.
Cúpula y espadaña de Santo Domingo de Granada
Sobre el plan gótico original del convento, formado por la Iglesia, claustrillo y noviciado, se realizaron transformaciones posteriores, como es el caso del claustro grande, terminado en 1624 que estilísticamente esta muy influido por Serlio y que podemos encuadrar en las postrimerías del manierismo y los inicios del primer barroco. Consta de dos pisos, destaca la solución de las galerías, resueltas con arcos de medio punto que descansan sobre machones decorados con pilastras cajeadas de orden toscano, alejándose así de los esquemas típicos del renacimiento.


En cuanto a la Iglesia, dedicada originalmente a la Santa Cruz y hoy llamada de Santo Domingo, comenzó a construirse en 1512 predominando el estilo gótico. La fachada del templo presenta una composición original: un pórtico antepuesto de tres arcos sobre columnas dóricas y una ventana geminada en el lugar que ocuparía el rosetón; todo decorado con pinturas murales realizadas en 1966 por Manuel Maldonado, sobre otras barrocas.

vista interior de la cúpula

La planta de la Iglesia es en cruz latina de extensión; en la nave se abren a ambos lados diez capillas con bóvedas de crucería, la bóveda del coro, que intercepta la altura de la nave, es gótica y en su arco carpanel hay un escudo de los Reyes Católicos y del Emperador, el yugo y las flechas. El modelo de planta es el conocido como planta de predicación muy usada entre los Dominicos y los Franciscanos, que es el antecedente de la planta jesuítica contrarreformista.

La Capilla Mayor de la Iglesia de Santo Domingo
Octubre 2016
El crucero y capilla mayor se reforman hacia el 1660 bajo la dirección de Melchor de Aguirre hasta su fallecimiento en 1697, continuandolas Francisco Rodriguez Navajas y terminandolas Jose de Bada, ocupando el centro una magnifica cúpula. El programa ademas de incluir cuadros, imágenes y demas, incluye un tabernaculo de mármoles de colores, es obra de Francisco Rodríguez Navajas y se termino hacia 1699. A esta época también corresponde la espaciosa sacristía.

Retablo de Santo Domingo
Las imágenes, las de la capilla mayor son de acarreo, y en los machones del crucero vemos obras del taller de Alonso de Mena, los Reyes Católicos, Santo Domingo, San Francisco, y los papas, San Pio V y Benedicto IX.

Del siglo XVIII, es también la decoración de las capillas, aprovechando buenas esculturas de siglos precedentes, como una imagen de Santa Catalina, de Rojas, y frescos de Chavarito en las capillas de San Vicente y del Dulce Nombre.
Retablo Virgen del Rosario
El 30 de agosto de 1836 la desamortización, expulso a los 40 dominicos del convento, el edificio conventual, fue la primera sede del museo de bellas artes, cuartel, secadero de tabaco etc, y sus edificios en parte fueron mutilados y destruido, sin embargo apenas le afecto al templo, traslandandose a él la parroquia de Santa Escolástica, con sus retablos e imágenes, los que vemos en las capillas antes citadas, destaquemos la Virgen de la Soledad de Manuel González. En 1951 regresaron los dominicos, al convento y al templo.

Claustro de Santa Cruz la Real de Granada